María Cegarra

María Cegarra Salcedo (1903 – 1993) la primera mujer perito químico de España y poeta pionera en el uso de motivos científicos y técnicos en su poesía.
maria-cegarra

Hidrocarburos que dais la vida: Sabed, que se puede morir
Aunque sigáis
Reaccionando; porque no tenéis risa ni aliento, ni mirada, ni
Voz. Solo cadenas.

@@@@@@@@@@@
He sido
una sencilla profesora de química.
En una ciudad luminosa del sureste.
Después de las clases contemplaba el ancho mar.
Los dilatados, infinitos horizontes.
Y los torpedos grises de guerras dormidas.
He quemado mis largas horas en la lumbre
de símbolos y fórmulas. Junto a crisoles
de arcilla al rojo vivo hasta encontrar la plata.
No he descubierto nada.
No tengo ningún premio.
A Congresos no asistí.
Medallas y diplomas
nunca me fueron dados.
Minúscula sapiencia para tan grandes sueños.
Pequeñez agobiante para inquietudes tantas.
Y rebelde ha surgido, como agua en desierto,
el manantial jugoso, intenso, apasionado,
-dulce herencia entrañable- que tiene la riqueza
de llenar de poesía tan honda desolación.

@@@@@@@@@@@@@@@@
Fórmulas son, no tengo otros tesoros
pero les pongo vida para que tú las sientas
Todas van en la cuartilla
ingrávidas
Fácilmente se ocultan
hay un tesoro en esas letras
que yo sola veo y comprendo.

@@@@@@@@@@@@@@@@@@@@@@@@@

Con dos letras y un número,
el agua en la pizarra muriéndose de sed.
La primavera penetraba en el aula
abriendo sus inmensas pupilas de universo.
Arrebatando la calma y el sosiego
con su caliente aliento de vitales sorpresas.
Un dorado abejorro, irónico, zumbón,
entregaba su vuelo
a la gota de linfa desecada.
Insistía en borrar el esqueleto de tiza
indiferente.
y surgieron, los vi, os lo aseguro,
manantiales rotundos.
Rumorosos torrentes.
Lagos serenos, mares.
Balsas verdes con mirada de hombre.
Ríos desafiando orillas.
Caprichosos arroyos…
y la lluvia sutil y dulce
para el sofoco de la tierra.

Yo puse mis lágrimas.
Las guardadas lágrimas amargas.

@@@@@@@@@@@@@@@@@@@@@@@@@@@@@@

Sentí una honda tristeza
al suspender al alumno vestido de negro.
Era como un árbol quemado.
Pantalón de hulla.
Jersey de grafito.
El cabello recordaba la turba.
Lignito en los zapatos.
Los ojos de azabache.
En un dedo un diamante
sus destellos lanzaba…
Presentó las cuartillas en blanco
sin escribir una palabra
del tema del carbono.
¡Cuánta tristeza sentí al suspenderle
siendo él yacimientos!
María Cegarra, amiga de Miguel Hernández, éste le dedicaría el soneto de El rayo que no cesa, “para mi queridísima María Cegarra con todo el fervor de su Miguel Hernández”.

Lengua poética y lengua técnica: creación y ciencia de Pilar Díez de Revenga, Universidad de Murcia

Anuncios

Poder

marie

Poder

Vida en los sedimentos de tierra de nuestra historia
Hoy una excavadora sacó a la luz de un flanco de tierra desmoronada
una botella color ámbar perfecta con un remedio
centenario para la fiebre o un tónico para la melancolía
para vivir en esta tierra en los inviernos de este clima.

Hoy leía sobre Marie Curie:
debe haber sabido que enfermaba de radiación
su cuerpo bombardeado durante años por el elemento
que ella misma había purificado.
Parece que negó hasta el final
el origen de las cataratas de los ojos
de la piel agrietada y supurante de las yemas de los dedos
hasta que ya no pudo sostener un tubo de ensayo o un lápiz.
Murió como mujer famosa negando
sus heridas
negando
que sus heridas provenían de la misma fuente que su poder.

Adrienne Rich (1929 – 2012)

Power – Poem by Adrienne Rich en inglés.

Marie Curie sufrió una anemia perniciosa causada por las largas exposiciones a la radiación. Falleció el 4 de julio de 1934 en la Alta Saboya. Vídeo sobre la radioactividad

 

 

 

 

Los cuasicristales

Modelo atómico de un cuasicristal de plata-aluminio. /Wikimedia Commons

Modelo atómico de un cuasicristal de plata-aluminio. /Wikimedia Commons

En el límite del cristal, en el límite del ars magna
A Daniel Shechtman

En el cauce del río Khatyrka
cubierta por el musgo
yace dormida la piedra de la locura,
los salmones en el desove la rozan con sus lomos.
Como un verso,
al borde del ars magna,
la simetría prohibida
se unge con esferas diminutas
suspendidas entre el cristal y el no cristal,
–el cuasicristal–
en un reino mineral anfibio
donde descansan los sólidos que se creían imposibles.

Cuasicristales_establoPegaso

En los cristales los átomos se ordenan según patrones repetidos que forman simetrías. Este orden regular, que es común en gran cantidad de sustancias, sirvió para que se estableciera una regla básica: “Desde el punto de vista químico, los sólidos se clasificaban en cristalinos y amorfos”. Pero contra todo pronóstico, en 1982, el cristalógrafo Daniel Shechtman observó al microscopio electrónico una aleación con una estructura considerada imposible, al menos hasta entonces. El primero en cuestionarse el hallazgo fue él mismo: “Una criatura semejante no puede existir”, pero estaba allí. Romper con este dogma de la Química le supuso la burla de buena parte de la comunidad científica y a punto estuvo de costarle su puesto de trabajo.

Unos años más tarde dos investigadores relacionaron los resultados de Shechtman con previsiones matemáticas anteriores, en particular, las de Roger Penrose, y al llevar a cabo análisis de otros materiales comenzaron a observar patrones muy parecidos. El descubrimiento de Shechtman confirmaba las predicciones realizadas anteriormente por algunos matemáticos.
En la naturaleza se encontró por primera vez en 2009 cuando analizaron un mineral encontrado años antes en el cauce del río Khatyrka (Rusia). Actualmente se sintetizan cuasicristales en laboratorios de todo el mundo.
A partir del descubrimiento de Shechtman sabemos que existen estructuras regulares pero no periódicas en la materia, los cuasicristales, cuyas estructuras atómicas se asemejan al diseño de los mosaicos de la mezquita islámica en Isfahán, Irán, o de la Alhambra de Granada.
En 2011, Shechtman recibió el Premio Nobel de Química por haber descubierto un nuevo tipo de material que desafiaba los conocimientos científicos vigentes hasta entonces.

Vídeo sobre minerales, cuasicristales, Phi y la icosaedrita.

Este poema forma parte del libro Invierno sin corazón (Kernlose winter) y fue publicado originalmente en la sección de ciencia y poesía de Tam Tam Press

Teselación de Penrose

Teselación de Penrose

El azul de los egipcios

Este poema sobre el pigmento ‘azul egipcio’ fue publicado en Tam Tam Press

Tam-Tam Press

Azul egipcio. Udyat. Azul egipcio. Udyat.

Por ELENA SOTO

El azul egipcio es, probablemente, el primer pigmento sintético de la historia. Este color se empleó en sarcófagos, pinturas murales, estatuas y diferentes objetos en toda la cuenca del Mediterráneo. El primer uso del azul egipcio se encuentra en la pintura de la tumba 3121 en Saqqara.

EL AZUL DE LOS EGIPCIOS

El color azul de los egipcios
dibuja la extensión del paraíso,
sostiene el horizonte.
Materia solar que mide el tiempo en dinastías,
en hileras de figuras
que marchan con canon de perfil.
Tu contorno, en las horas paganas de la siesta,
perspectiva abatida en el Creciente Fértil,
se une al cortejo del azul de los egipcios
con la ofrenda de un vaso de cerveza.
Gacelas, cazadores, perfumeras,
bueyes, plañideras, escorpiones,
y tu vestido,
del color azul de los egipcios,
como la tumba 3121 de Saqqara, en Menfis,
y la del escriba Nebanum.

Ver la entrada original 347 palabras más

De rerum natura de Àngel Terron

Iniciación quimica angel terron

 

De rerum natura

Quan un científic mira una pedra
no veu tan sols un objecte contundent,
hi veu tot un entramat de molècules,
l’estructura tridimensional dels silicats,
l’acumulació ofegada de foraminífers.
Quan mira un arbre coneix el perquè dels seus colors,
la distribució espacial dels àtoms de la clorofil•la,
les cadenes de carbonis asimètrics que li han donat vida.
Quan era un infant i em demanava el perquè
de la duresa de les roques,
el canvi del vi en vinagre,
per què la sobrassada torna blanca,
no sospitava la bellesa dels símbols,
el bell alenar del coneixement
i que la mirada seria un acte de creació.
De la natura de les coses
cal extreure el plaer de viure.

De rerum natura
Cuando un científico mira una piedra
no ve sólo un objeto contundente,
ve una red de moléculas,
la estructura tridimensional de los silicatos,
la acumulación ahogada de foraminíferos.
Cuando mira un árbol conoce el porqué de sus colores,
la distribución espacial de los átomos de la clorofila,
las cadenas de carbonos asimétricos que le han dado la vida.
Cuando era niño y preguntaba el porqué de la dureza de las rocas,
el cambio del vino en vinagre,
porque la sobrasada se vuelve blanca,
no sospechaba la belleza de los símbolos,
el hermoso aliento del conocimiento
ni que la mirada sería un acto de creación.
De la naturaleza de las cosas,
se extrae el placer de vivir.

Àngel Terron recita De rerum natura

Kekulé postula l’estructura del benzè

Agust Kekulé, revolucionó la química orgánica con su descubrimiento de la estructura del benceno.

Agust Kekulé, revolucionó la química orgánica con su descubrimiento de la estructura del benceno.

La molécula del benceno fue durante mucho tiempo un misterio para los químicos. A kekulé la respuesta le llegó durante un sueño cuando vio una serpiente formada por seis partes moviéndose hasta morderse la cola, el símbolo el símbolo alquímico del ouroboros,

Kekulé postula l’estructura del benzè
Desert de llençols el somni
endivina tres serpents,
el cércol queda establert
amb les cues mossegades.
Confabulació de tetraedres,
els enllaços,
l’anell:
fruit gelós de la nit calenta.

Los poemas pertenecen al libro Iniciació a la química, de Ángel Terron, químico y poeta, que compagina la escritura con cátedra de Química Inorgánica en la Universitat de les Illes Balears. Es autor de  Llibre del mercuri (1982), Ternari (1986), Sons nets (2004), À mon seul désir (2007) y Els noms del cervell (2013), entre otros.

El ciclo del agua

glaciar Upsala,

Glaciar Upsala

Durante el periodo de un siglo una molécula de agua pasa aproximadamente 98 años en el océano, 20 meses en forma de hielo, dos semanas en lagos y ríos y menos de una semana en la atmósfera.

El ciclo del agua

Esta lluvia que ahora humedece mi cabello ha sido saliva en la lengua del faraón

¿En qué punto las moléculas de agua
pasan a ser la fracción del ángel?
¿En qué instante las moléculas de agua
pasan a ser la parte del hombre?
Evaporación, congelación
solo el tiempo es líquido
y fluye
en la fracción de sangre que un día estuvo en el océano.
Y la saliva ha sido savia
y la savia ha sido nimbo
y el nimbo ha sido sudor espumoso en el galope
ha sido ola, ha sido Nilo
y el Nilo ha sido lluvia.
Tras los cristales resbalan gotas
tal vez moléculas de la segunda o la tercera dinastía.

Elena Soto. Publicado en Tam-Tam Press

 

The water cycle
This rain that wets my hair now has been saliva in the pharaoh tongue

At what point the water molecules
become the angel fraction?
At what time the water molecules
become part of man?
Evaporation, freezing
Only time is liquid
and flows
in blood fraction that once stood in the ocean.
And saliva has been sap
and the sap has been nimbus
and the nimbus has been sparkling sweat on the gallop
has been wave, has been Nile
and the Nile has been rain.
Drops behind the glass slide
molecules perhaps the second or third dynasty.

¿Qué se esconde detrás de H2O?
El agua es una molécula fascinante y excéntrica, tan desconocida que durante mucho tiempo se consideró un elemento químico.
Se puede encontrar en prácticamente cualquier lugar de la biosfera y en los tres estados de agregación de la materia: sólido, líquido y gaseoso. Y, a pesar de cubrir tres cuartas partes de la superficie terrestre y ser el principal componente de los seres vivos -el 65 y el 95% de su peso- todavía encierra muchos misterios. La clave para comprenderlos es la manera en que sus moléculas —formadas por dos átomos de hidrógeno y un átomo de oxígeno— interactúan entre sí. El átomo de oxígeno tiene una ligera carga negativa, mientras que los átomos de hidrógeno comparten una carga positiva que compensa. Por esto, el hidrógeno y los átomos de oxígeno de las moléculas vecinas se atraen entre sí, formando un enlace llamado enlace de hidrógeno.
“Convivimos con el agua todos los días, sin saber que esta molécula tan especial esconde un secreto: es muy rara. De hecho presenta hasta 67 anomalías, gracias a las cuales existe la vida sobre la Tierra” Marcia Barbosa

Imagen que muestra lo que sucedería si toda la agua que hay por encima o cerca de la superficie de la Tierra se concentrara en una bola. Al lado la molécula de agua

Imagen que muestra lo que sucedería si toda la agua que hay por encima o cerca de la superficie de la Tierra se concentrara en una bola. Al lado la molécula de agua

Ecuación de las rayas de la cebra

Generación de patrones en la naturalez

Generación de patrones en la naturalez

A Alan Mathison Turing

La tristeza,
singular como las rayas de la cebra,
arruga las fronteras en los mapas.
Embelesa la pupila,
la amolda a la curva suave de las dunas.
Arrastra hasta el pelaje
el trazado sinuoso de los deltas,
la línea de la costa.
El oro de los tigres,
la plata de los gatos,
el azabache del pez ángel
fluye en ecuaciones,
sedimenta en los genes,
se dispersa en desiertos felinos.
Todos los pigmentos de trazos singulares
en pieles del paisaje,
en paisajes de piel.
Tigres imitando los surcos de la arena,
archipiélagos copiando las escamas,
jirafas cartógrafas con mapas de las Cícladas,
Polinesia emergiendo en el lomo del guepardo.

A veces el álgebra fascina al ADN.

Sometimes algebra fascinates to DNA
Alan Mathison Turing

Sadness,
singular as zebra stripes,
wrinkle borders on maps.
Enchants the pupil,
molds her to the smooth curve of the dunes.
Drag until the fur
the winding path of deltas
the coastline.
The gold of the tigers,
the silver of the cats,
the deep jet black of angelfish
flows in equations,
settles in the genes
dispersed in feline deserts.
All pigments of singular strokes
in furs landscape,
in landscapes skin.
Tigers imitating the sand furrows,
archipelagos copying the flakes,
cartographer giraffes with maps of the Cyclades,
emerging Polynesia on the back cheetah.

Sometimes algebra fascinates to DNA

En Las bases químicas de la Morfogénesis (1952), Alan Turing propuso el origen y desarrollo de las formas en la naturaleza con modelos matemáticos y las describió mediante ecuaciones diferenciales.

En la Ciencia de la Mula Francis explicación sobre la teoría de Turing para la generación de patrones en sistemas biológicos gracias a la morfogénesis.

In The chemical basis of morphogenesis (1952), Alan Turing proposed the origin and development of forms in nature with mathematical models and described by differential equations.